viernes, 11 de diciembre de 2009

Sobervia

Amo cuando vuelven solitos. Si, lo sé: soy una sobervia. Pero que bien me siento! Llegué a casa, me senté en el sillón y me fumé un cigarrillo...como una reina y su capricho.