jueves, 20 de noviembre de 2008

Porque si y no

Es 27 de mayo ya. Es tarde, de madrugada. Y espero, como cada noche, tu dulce compañía. Mientras tanto…
Estas y no. Sabes y no. Querés y no. Podes y no. Te quiero y si, te quiero. No puedo evitarlo. Y no quiero hacerlo. Tengo miedo y no. No me importa y si. Porque no quiero verte sufrir. Me voy y no. Porque no puedo verme sufrir. Sonrío y no. Porque me hacés llorar. Sonreís y si. Porque te hago reír. Dudo y no. Dudás y si. Acierto y no. Acertás y te confundís. Me presionan y no. Te presionan y si. Lloro y no. Porque te puedo entender. Llorás y no. Porque no me crees. Me duele y no. Porque me hiciste reír. Te duele y no. Porque me dejaste partir. Me apena y no. Porque te sentí. Me alegra y no. Porque no me elegís. Te tuve y no. Me tenés y si. Te pienso y estas. Me pensás y me extrañas. Te espero y no. Porque ya está. Me esperás y si. Porque estoy acá. Te olvido y estas. Me olvidás y ya está. Te recuerdo y sos. Me recordás y fui. Porque me querés y no. Porque te quiero y si.

No hay comentarios: