viernes, 13 de noviembre de 2009

Una cuestión de franja

Transitar la franja de más de 35 y menos de 40 me pone en un lugar definitivamente complicado.
Si analizo a los tipos de mi edad, y hasta los 45 también, solo les interesa las chicas que van de los 19 a los 30 (a lo sumo 35). Voy anotando: hombres de 35 hasta 45, desinteresados. Esto deja disponible a los tipos mayores de 45 y hasta ahi nomás, porque también los hay que las prefieren fresquitas e inexpertas. Segunda anotación: hombres mayores de 45, posiblemente interesados. Y aunque no disponibles pero sí a disposición, están los de 20 a 29, a los que les encanta experimentar con una mujer mayor que ellos. Tercera nota: hombres de hasta 29, muy interesados. No crean que me olvidé de los de 30 a 35, no. El asunto es que ellos están casados y a punto de divorciarse, con lo cual los pongo en la primer anotación, porque irán en busca de pendejas a la brevedad.
El asunto que me pone en una complicación es el siguiente. Los mayores de 45 están realmente desgastados: ya pasaron por un matrimonio con hijos, se divorciaron, estuvieron 10 años correteando pendejas y ahora les agarra que no quieren morirse solos. No solo están pelados, con panza y arrugados, sino que son bastante aburridos y también se ponen "verdes" a la hora de encarar a una mujer, obviamente mas joven que ellos, como puedo ser yo. Para ser sincera...estos tipos no me mueven ni un pelo, no me estimulan, va...no me calientan ni un poco.
Y en la otra punta, están los jóvenes incipientes, divertidos, con energía, vitalidad, entusiasmo, actitud, constancia, piel tersa, cuerpos firmes...realmente duros, que se esmeran de manera a veces desmedida con tal de pasar una noche en tu cama. Esos si me calientan...la verdad. Pero tienen 20 años!!! ¿que otra cosa además de sexo se puede tener o compartir con una de estas bellas criaturas? poco...o casi nada, otra verdad.
Resumiendo, a las de mas de 35 y menos de 40, nos quedan disponibles o los nenes de veintipico o los señores de cincuenta. O sea...en mi caso, solo sexo o la nada misma. Casi una condena a la soledad considerando que los jóvenes entusiastas en aproximadamente 5 años crecerán y yo también, con lo cual ya no les interesará mi cuerpo desvensijado y buscarán una señorita contemporánea a ellos con la cual se casarán, tendrán hijos y si la suerte no los acompaña se divorciarán a los 5 años para salir a buscar pendejas de 20 y asi sucesivamente...
Si hubiese hecho este análisis hace 5 años atrás, tal vez hoy no estaría escribiendo esto. Pero claro...estaba ocupada separándome.
Hoy siento que no se trata de estar en el lugar justo o en el momento apropiado,...no. Se trata simplemente de estar en la franja correcta.

No hay comentarios: