miércoles, 6 de enero de 2010

Labios de rubí

Hace solo unos días puse un video de él en sus días de gloria. No sabía que iba a terminar así, o no quería saberlo...tal vez por mi costumbre al cigarrillo; lo puse solo por el parecido con ese chico...
No lo viví en su esplendor...ni siquiera estaba en los planes de esos novios que más tarde serían mis padres. Pero crecí con su música y las historias de amor que mi madre me contaba, aquellas inundadas de penumbras o esas cosas de la vida. Es indudable que su guapura podía con el recato de la señora mas señora, esa que un día se animó y le tiró las bragas por la cabeza, y una noche le gritó "soy tu nena" para nunca mas crecer.
Ese morocho seductor como pocos, con labios de fresa y una impronta irresistible nos dejó hace dos días; pero nos dejó no solo la enseñanza de su larga lucha por vivir, sino la esperanza de volver a revivir esas viejas historias de amor con solo escuchar su voz.


No hay comentarios: